Vivimos en una sociedad en la que siempre hay prisa y se quiere todo al momento. Si se necesita contratar a un profesional solo hay que usar un buscador y nos saldrá al momento una lista de todos los disponibles en la ciudad. Si al llamar a uno no contesta, lo habitual es que no se espere, se llame al siguiente de la lista hasta que se puede hablar con alguien.

Esto es algo que saben muy bien los emprendedores y autónomos y por eso viven pegados a sus teléfonos móviles. Una llamada para pedir un presupuesto puede ser vital, ya que si no se contesta quizás no vuelva a llamar y no se pueda hablar nunca más con ese posible cliente.

Deja que contesten por ti

Pero vivir pegados a un teléfono tiene también muchos inconvenientes. Uno de ellos es que esta dependencia a veces impide trabajar con tranquilidad en un proyecto que necesita concentración.

O incluso puede impedir disfrutar de un día libre con total naturalidad, haciendo algo tan sencillo como apagar el móvil para disfrutar de una película en el cine sin dejar el modo vibración para salir de la sala y contestar en caso de que llame un cliente.

Para evitar todo esto, existe un servicio de linea en España para oficina virtual, Virtual and goSe trata de un servicio muy práctico y que en la mayoría de los casos se ofrece totalmente personalizado. La línea virtual es un número de teléfono propio, solo para la empresa en cuestión, al que se puede llamar en horario de oficina.

Al otro lado del teléfono un profesional atenderá la llamada y tomará nota de todo lo que se quiere saber. El mensaje se envía al teléfono móvil y, cuando sea posible, se lee y se atiende sin la prisa que implica una llamada.

Otros servicios virtuales

Además del servicio de línea virtual esta empresa también ofrece otros servicios, como direcciones virtuales en las que es posible recibir la correspondencia o incluso que pueden ser utilizadas para los datos fiscales de la empresa.

También facilitan el alquiler de despachos solo por unas horas, para celebrar reuniones con clientes de manera ocasional sin tener que alquilar un despacho a tiempo completo. Todo un ahorro que permite tener las ventajas de un despacho en una buena zona pero por un precio mucho más reducido.