El consumo de productos origina residuos por lo que, parece claro que reduciendo el consumo -o consumiendo de una forma mas inteligente- podemos reducir la produccion de basura. Ademas, las decisiones de cada individuo al comprar un determinado producto y no otro ayudan a estimular un mercado de productos mas sostenibles. Agunas ideas que pueden ayudar a realizar un consumo mas inteligente son:

  • Comprar servicios mejor que productos. A la hora de hacer regalos, regalar entradas para un concierto o invitar a cenar en vez de comprar un bien material.
  • Alquilar, compatir o pedir presatdo un amigo/familiar. Cuando alquilas un producto que solo usaras un par de veces no solo ahorras recursos, si no tambien dinero.
  • Comprar productos reusables en vez de “usar y tirar”. Intenta evitar la compra de pilas, cuchillas de afeitar o servilletas de papel. Comprar productos mas duraderos como pilas recargables, cuchillas reutilizables y servilletas de algodon.
  • Evitar productos que solo se pueden usar una vez como barbacoas desechables, platos y vasos de plastico o carton, camaras de fotos, etc.
  • No aceptar bolsas de plastico cada vez que hacemos la compra. Usa bolsas reusables o reutiliza las bolsas que ya te dieron en el supermercado.
  • Comprar productos de calidad, con una mayor vida util.
  • Comprar productos que contengan menos substancias peligrosas. Por ejemplo, elije productos de limpieza con ingredientes naturales.
  • Evitar envases, envoltorios y embalajes innecesarios. Los envases cuestan dinero por lo que encarecen el precio final del producto. Intenta comprar frutas y vegetales sueltos, ademas de ser generalmente mas baratos, generan menos basura.
  • Rellenar. Reutiliza envases rellenandolos otra vez.
  • Comprar productos reciclados o productos que puedan ser reciclados puede animar a los fabricantes a demandar mas materias primas recicladas, por lo que reducira la cantidad de basura asociada a la fabricacion de un producto.
  • Comprar productos reciclados o que puedan ser reciclados puede animar a los fabricantes a demandar materias primas recicladas, reduciendo asi la cantidad de basura asociada a la fabricacion del producto.