Si estas valorando la opción de contratar los servicios de un centro de negocios y oficina virtual en Málaga pero no tienes claro si el servicio podría adaptarse a tus necesidades te proponemos que te hagas unas preguntas que te ayudarán a aclarar si la mejor opción para ti es esta o sería el alquiler de una oficina privada.

1- ¿Para qué necesitas realmente un despacho?

Algunos emprendedores necesitan un despacho a diario ya que no pueden trabajar en sus casas. Quizás tienen que recibir a clientes a diario en un lugar profesional. En estos casos seguramente les compense alquilar una oficina.

Pero si lo cierto es que recibes a clientes en tu despacho solo en casos puntuales y tienes un lugar donde trabajar en tu casa, puedes ahorrarte ese gran gasto. Con una oficina virtual con centro de negocios en el que puedas alquilar despachos por horas cuando te resulten necesarios tendrías cubiertas tus necesidades.

2- ¿Cómo de importante es para ti la atención telefónica?

La atención telefónica es muy importante si tu trabajo depende principalmente de atender llamadas a tiempo. Pero estar disponible en el teléfono puede implicar no estar concentrado en el trabajo que se realiza.

Un despacho físico no garantiza atención telefónica a no ser que se tenga a una persona contratada para eso, entre otras cosas. Y para justificar ese gasto el volumen de trabajo tendría que ser muy alto.

En una oficina virtual pueden ofrecerte un servicio de atención telefónica personalizada, tomando nota de todos los recados y transmitiéndolos directamente al móvil por mucho menos de lo que cuesta contratar a un empleado.

3- ¿Es importante la dirección postal para tu empresa?

No todas las empresas necesitan estar muy bien situadas, para algunos negocios es indiferente dónde estén situados, pero para otros, estar en calles o en zonas claves de la ciudad es un punto a favor para su imagen.

Al contratar los servicios de una oficina virtual se puede utilizar la dirección de la misma según lo pactado en el contrato. Por ejemplo, se puede dar de alta la empresa con esa dirección y/o emplearla para toda la papelería. Será en la oficina en donde se reciba la correspondencia y se pueda recoger, así como también todo lo que tenga que ver con paquetería.

El precio de esto es muy bajo, especialmente si se compara con lo que cuesta alquilar una oficina en un punto clave de cualquier gran ciudad.