En la cultura occidental nos hemos acostumbrado a ciertos comportamientos que vemos normales. En la mayoría de los casos no lo son. De hecho nos perjudican claramente la salud. No sólo los hábitos poco saludables como fumar, o el sedentarismo. También nos perjudican el estrés o la falta de motivaciones más allá del dinero.

En este escenario nace una el Biokinig, una forma de ver la vida que aúna cuerpo y mente. Según sus creadores es “el estado natural del ser humano. Es una conexión entre tu verdadero yo y el mundo en el que vives”.

Es un conjunto de técnicas que te ayudarán a ser más eficiente en tu día a día y a estar más conectado con la realidad. El método se compone de tres áreas:

  1. Comida saludable: Presta especial atención a la dieta. No se trata tanto de qué debes comer, sin más de lo que debes dejar de comer. En este sentido se eliminan los alimentos procesados, el alcohol y todo aquello que no te siente bien.
  2. Movimiento: El cuerpo humano ha evolucionado para moverse. Estar demasiado tiempo sin hacerlo deteriora sus funciones. No solo las relacionadas con la movilidad, también otros aspectos como la digestión o la presión arterial.
  3. Mente/Espíritu: El movimiento Biokining no se adscribe a ninguna religión, pero reconoce una parte inmaterial en cada individuo. Aquí entra la salud mental y las creencias de cada uno. Tener un mejor control de nuestra mente y nuestros sentimientos mejorarán nuestro qi.